Dedicado a los particulares
Fermer
conseil

Plancha : Ventajas de la placa de acero inoxidable

"Enchufar y cocinar". La plancha de acero inoxidable es fácil de usar y puede utilizarse para preparar una gran variedad de alimentos. Con su creciente éxito y sus múltiples ventajas, es una invitación a la gastronomía al aire libre, sana y de convivencia.

La plancha permite sellar y cocinar alimentos a temperaturas muy altas, revelando sus sabores al tiempo que limita o suprime la adición de materia grasa. Este modo de cocción sano y dietético conoce un éxito creciente y es apreciado por su sencillez de uso y por la variedad de preparaciones que permite cocinar. Sinónimo de contacto humano y vida al aire libre, la plancha representa hoy en día todo un estilo de vida.

Krampouz diseña y fabrica planchas familiares con placa de acero inoxidable. Este material tiene una gran aceptación entre los profesionales de la restauración y presenta numerosas ventajas tanto en su uso como en su mantenimiento.

Planchas de acero inoxidable: Excelente rendimiento de cocción y regulación precisa de la temperatura

Gracias a la asociación de una la placa de cocción 100% acero inoxidable con un material conductor del calor, las planchas Krampouz garantizan un rápido aumento de la temperatura y una excelente distribución del calor.

Este procedimiento exclusivo permite a la plancha de acero inoxidable calentarse rápidamente (tiempo necesario para alcanzar 250 °C: 8 minutos para las planchas de gas, 12 minutos para las planchas eléctricas), y todo ello consumiendo menos energía que una plancha con placa de hierro fundido. Las planchas de gas están equipadas con quemadores en U posicionados muy cerca de la placa de cocción, a fin de garantizar una distribución homogénea del calor y un rendimiento de cocción incomparable.

Debido a una inercia menos fuerte que en otros materiales, el acero inoxidable permite un control reactivo de las temperaturas de cocción. Esta reactividad garantiza una cocción de precisión y un ajuste muy preciso de la temperatura: regule el termostato (en los modelos eléctricos y la gama K) y la placa reflejará de manera casi instantánea el aumento o la disminución de la temperatura. Esta característica técnica permite igualmente diferenciar correctamente las temperaturas de cocción en los modelos equipados con dos zonas de cocción distintas.

Más información: artículo «¿Plancha de gas o plancha eléctrica?»

El acero inoxidable, ampliamente adoptado por los profesionales de la restauración

El acero inoxidable es un material muy saludable que ofrece una superficie de cocción higiénica y de mantenimiento sencilloSe trata de un material particularmente apreciado por los cocineros profesionales, debido a su rendimiento de cocción: precisión, rapidez de uso, ausencia de adición de materia grasa… Pero también por sus propiedades higiénicas. Al no ser poroso, no absorbe ni manchas, ni olores, ni bacterias. Esto permite cocinar en un mismo aparato desde el entrante hasta el postre, sin transferencia de sabores.

Krampouz, fabricante de aparatos de precisión para los profesionales de la restauración, ha adaptado este saber hacer para ofrecer a los particulares un material fiable y eficaz.

Acero inoxidable : un material resistente

La placa de acero inoxidable de las planchas no se ve afectada ni por los impactos (golpes de utensilios de cocina), ni por las variaciones brutales de temperatura (choques térmicos). Esta propiedad hace que sea un material muy resistente que garantiza la longevidad del aparato de cocción.

A fin de preservar su aspecto inicial, la placa y el bastidor se deben limpian con agua para eliminar posibles residuos.

Las planchas eléctricas Krampouz están pensadas para un uso tanto interior como exterior, ya que son resistentes a la intemperie. No obstante, le recomendamos que guarde su aparato en un lugar seco y protegido, cubriéndolo con una funda para conservar el brillo del acero inoxidable.

Plancha de acero inoxidable : Una limpieza fácil y rápida

El acero inoxidable es un material bruto que necesita poco mantenimiento y no requiere el uso de productos químicos. Justo después de utilizar la plancha, retire los restos de alimentos con una espátula. Desglase con agua fría o con cubitos de hielo para despegar los jugos de cocción. A continuación, conviene pasar un estropajo de acero o un tampón abrasivo sobre la placa húmeda y tibia para limpiarla. Finalmente, aclare con agua la superficie de cocción, así como el bastidor de su plancha.

nuestros secretos de cocina. Reciba nuestros consejos y recetas por email.
Al introducir su dirección de correo electrónico, acepta recibir las recetas y noticias de Krampouz tras haber leído nuestra Política de Privacidad. Puede darse de baja utilizando el enlace de cancelación de la suscripción que aparece en la parte inferior de la newsletter..