Dedicado a los particulares
Fermer

Por qué elegir una plancha de gas

Una plancha de gas móvil para el exterior

Las planchas de gas (butano o propano) son ideales para recibir en el exterior. Este modo de cocción agradable y más bien discreto (la cocción a la plancha emite poco humo) le permitirá disfrutar de su jardín o su espacio exterior en cuanto asome el buen tiempo.

Al funcionar con una bombona de gas, podrá llevarla a donde quiera. Para mayor comodidad, se puede utilizar sobre un carro, que facilitará el transporte tanto de la plancha como de la bombona de gas.

Las planchas que funcionan con gas están destinadas a un uso al aire libre. Para permitirle disfrutar de la máxima seguridad, Krampouz ha equipado sus planchas (salvo la referencia Samba) con un sistema de seguridad que corta el gas en caso de extinción de la llama.

La plancha de gas se calienta rápidamente

Gracias a su considerable potencia calorífica y a un calentamiento más rápido que el de una plancha eléctrica (8 minutos para alcanzar los 250 °C), las planchas que funcionan con gas son perfectas para sellar y asar en su punto y sin materia grasa cualquier alimento: carne, verduras…

No obstante, la regulación manual de la temperatura en las planchas de gas hace que el control de la cocción resulte más delicado: Su uso está destinado principalmente a cocineros experimentados. 

Una plancha de gas con una o dos zonas de cocción

El número de quemadores corresponde al número de zonas de cocción: una o dos, dependiendo de modelos, a fin de poder cocinar varios alimentos simultáneamente. Gracias a los quemadores de acero inoxidable, con forma de U y posicionados muy cerca de la plancha de cocción, las planchas de gas Krampouz garantizan una distribución homogénea del calor y unos resultados de cocción incomparables.

Plancha de gas K : Los resultados del gas con la precisión de la electricidad

Para disfrutar de las ventajas de las planchas de gas sin renunciar al control de la temperatura de cocción, la plancha de gas K cuenta con una regulación automática de la temperatura y dos termostatos regulables hasta 300 °C.
 > ¿Quées la regulación automática de la temperatura? ¡Se acabó el ajuste manual de la llama! Indique simplemente la temperatura de calentamiento deseada y la plancha se encargará por sí sola de mantener esa temperatura a lo largo de toda la cocción.

Por qué elegir una plancha eléctrica

Una plancha eléctrica para el interior y el exterior

¿El tiempo invita a comer al aire libre? Simplemente enchufe su plancha eléctrica a una toma de corriente y empiece a cocinar. El fastidio de transportar la bombona de gas o el saco de carbón se convertirá en su simple recuerdo.

Gracias su certificación IPX4, las planchas eléctricas Krampouz son aptas para un uso tanto en interior como en exterior. En interior, se recomienda colocar la plancha debajo de una campana para limitar los olores de cocción.

Una plancha eléctrica para controlar fácilmente la temperatura

La plancha eléctrica es muy fácil de utilizar. Cuenta con uno o dos mandos, dependiendo del número de zonas de cocción, que permiten regular los termostatos hasta 300 °C. Elija un modelo que le permita cocinar uno o más alimentos al mismo tiempo, en función de sus hábitos y del número de comensales. El calentamiento de las planchas eléctricas es rápido: prevea 12 minutos para alcanzar los 250 °C. ¡Gracias a la facilidad de control de la temperatura, la cocina de precisión de los grandes chefs ya no tendrá secretos para usted! En resumen: Diferencias entre las planchas de gas y las planchas eléctricas

En resumen: Diferencias entre las planchas de gas y las planchas eléctricas

GASELECTRICA
Uso en interiores y al aire libreUso al aire libre únicamenteUso en interiores y al aire libre: La plancha está protegida contra la intemperie gracias a la certificación IPX4.
Rapidez de calentamientoTiempo de aumento de temperatura hasta 250 °C = 8 min Tiempo de aumento de temperatura hasta 250 °C = 12 min
Cocción de alta precisiónRegulación manual de la temperatura (excepción: La plancha K cuenta con una regulación automática de la temperatura).Ajuste muy preciso de la temperatura gracias a sus termostatos regulables.
MovilidadPosibilidad de utilizar la plancha donde se desee.Requiere tener cerca una toma de corriente.

La plancha permite sellar y cocinar alimentos a temperaturas muy altas, revelando sus sabores al tiempo que limita o suprime la adición de materia grasa. Este modo de cocción sano y dietético conoce un éxito creciente y es apreciado por su sencillez de uso y por la variedad de preparaciones que permite cocinar. Sinónimo de contacto humano y vida al aire libre, la plancha representa hoy en día todo un estilo de vida.

Krampouz diseña y fabrica planchas familiares con placa de acero inoxidable. Este material tiene una gran aceptación entre los profesionales de la restauración y presenta numerosas ventajas tanto en su uso como en su mantenimiento.

Planchas de acero inoxidable: Excelente rendimiento de cocción y regulación precisa de la temperatura

Gracias a la asociación de una la placa de cocción 100% acero inoxidable con un material conductor del calor, las planchas Krampouz garantizan un rápido aumento de la temperatura y una excelente distribución del calor.

Este procedimiento exclusivo permite a la plancha de acero inoxidable calentarse rápidamente (tiempo necesario para alcanzar 250 °C: 8 minutos para las planchas de gas, 12 minutos para las planchas eléctricas), y todo ello consumiendo menos energía que una plancha con placa de hierro fundido. Las planchas de gas están equipadas con quemadores en U posicionados muy cerca de la placa de cocción, a fin de garantizar una distribución homogénea del calor y un rendimiento de cocción incomparable.

Debido a una inercia menos fuerte que en otros materiales, el acero inoxidable permite un control reactivo de las temperaturas de cocción. Esta reactividad garantiza una cocción de precisión y un ajuste muy preciso de la temperatura: regule el termostato (en los modelos eléctricos y la gama K) y la placa reflejará de manera casi instantánea el aumento o la disminución de la temperatura. Esta característica técnica permite igualmente diferenciar correctamente las temperaturas de cocción en los modelos equipados con dos zonas de cocción distintas.

Más información: artículo «¿Plancha de gas o plancha eléctrica?»

El acero inoxidable, ampliamente adoptado por los profesionales de la restauración

El acero inoxidable es un material muy saludable que ofrece una superficie de cocción higiénica y de mantenimiento sencilloSe trata de un material particularmente apreciado por los cocineros profesionales, debido a su rendimiento de cocción: precisión, rapidez de uso, ausencia de adición de materia grasa… Pero también por sus propiedades higiénicas. Al no ser poroso, no absorbe ni manchas, ni olores, ni bacterias. Esto permite cocinar en un mismo aparato desde el entrante hasta el postre, sin transferencia de sabores.

Krampouz, fabricante de aparatos de precisión para los profesionales de la restauración, ha adaptado este saber hacer para ofrecer a los particulares un material fiable y eficaz.

Acero inoxidable : un material resistente

La placa de acero inoxidable de las planchas no se ve afectada ni por los impactos (golpes de utensilios de cocina), ni por las variaciones brutales de temperatura (choques térmicos). Esta propiedad hace que sea un material muy resistente que garantiza la longevidad del aparato de cocción.

A fin de preservar su aspecto inicial, la placa y el bastidor se deben limpian con agua para eliminar posibles residuos.

Las planchas eléctricas Krampouz están pensadas para un uso tanto interior como exterior, ya que son resistentes a la intemperie. No obstante, le recomendamos que guarde su aparato en un lugar seco y protegido, cubriéndolo con una funda para conservar el brillo del acero inoxidable.

Plancha de acero inoxidable : Una limpieza fácil y rápida

El acero inoxidable es un material bruto que necesita poco mantenimiento y no requiere el uso de productos químicos. Justo después de utilizar la plancha, retire los restos de alimentos con una espátula. Desglase con agua fría o con cubitos de hielo para despegar los jugos de cocción. A continuación, conviene pasar un estropajo de acero o un tampón abrasivo sobre la placa húmeda y tibia para limpiarla. Finalmente, aclare con agua la superficie de cocción, así como el bastidor de su plancha.

Limpiar la placa de la plancha después de cada uso

Una limpieza rápida y sin esfuerzo en 6 pasos

La placa de acero inoxidable se puede limpiar directamente después de la cocción de sus alimentos: El acero inoxidable es muy fácil de limpiar cuando todavía está caliente. El mantenimiento será más rápido si se realiza directamente después de utilizar la plancha.

  1. Para una limpieza totalmente segura, primero se debe apagar la plancha y desenchufar el cable, en el caso de que se trate de un aparato eléctrico.
  2. Con una espátula de acero inoxidable, raspe la placa para despegar los residuos de cocción.
  3. Con la placa todavía caliente, vierta agua o cubitos de hielo. El choque térmico resultante permitirá despegar los jugos restantes. Si la suciedad está incrustada, deje que el agua actúe durante unos minutos y vuelva a humedecer si es necesario.
  4. Con una espátula, raspe la placa y despegue los jugos disueltos.
  5. Frote la placa con un estropajo de acero.
  6. Aclare con agua y una esponja suave.

De vez en cuando, puede terminar la limpieza de la placa con un poco de vinagre blanco para eliminar olores residuales.

Le recomendamos que limpie frecuentemente el bastidor con una esponja húmeda para evitar que los residuos salados produzcan corrosión.

Para garantizar la durabilidad de la plancha y preservar su brillo, conviene limpiarla inmediatamente después de cada uso.

i > No utilice productos con cloro, ya que pueden provocar la corrosión del acero inoxidable.

Limpieza y mantenimiento de los demás elementos de la plancha

Bastidor

El bastidor de la plancha, elaborado con acero inoxidable, se limpia simplemente con una esponja húmeda. También puede utilizar vinagre blanco.

Bandeja de recuperación de residuos de cocción

La bandeja de acero inoxidable permite recuperar residuos y jugos de cocción. Se debe vaciar y lavar después de cada utilización en el lavavajillas o a mano.

Guardar la plancha

Entre dos usos, la plancha puede almacenarse en el exterior y, por extensión, pasar el verano en su terraza. La tapa de protección y la funda permiten resguardar el aparato preservándolo de las agresiones externas: viento, polvo, insectos…

Si va a guardarla durante un período prolongado, le recomendamos que coloque la plancha en un lugar seco y protegido para evitar daños. Asegúrese de proteger su aparato del polvo, particularmente utilizando una funda.

i > Si, después de unos meses de invernación, su plancha de gas no se enciende, es posible que un insecto o una telaraña estén obstruyendo los quemadores o los sistemas venturi. De ser necesario, limpie los residuos existentes.

Entero, en filetes o en brocheta, el pescado es un clásico de la cocción a la plancha. La regulación de la temperatura permite obtener cocciones con una precisión difícil de alcanzar en la barbacoa.

La delicada carne de los pescados exige respetar una serie de reglas, pero, una vez que las conozca, se acabaron los salmonetes que se pegan o los filetes que terminan desmigados. Estos son los consejos de nuestro Chef para cocinar perfectamente sus pescados de carne grasa, carne firme o piel frágil.

i > La placa de la plancha debe estar a la temperatura correcta antes de colocar el pescado sobre ella. Prevea siempre un tiempo de precalentamiento.

i > Una vez que haya colocado el pescado sobre la placa caliente, espere a que se despegue por sí solo antes de darle la vuelta. De este modo, evitará romper su carne.

Cocción a la plancha de pescados de carne grasa

Temperatura : 200 °C

No hay que añadir materia grasa

Precaliente su plancha de acero inoxidable a una temperatura de 200 °C. Coloque su pescado directamente sobre la plancha, sin añadir materia grasa y por el lado de la piel si se trata de un salmón. Puede utilizar una campana de cocción durante los últimos dos minutos para perfeccionar el resultado.

Cocción a la plancha de pescados de carne firme

Temperatura : 200 °C

Hay que añadir aceite y mantequilla

El rape y el atún son pescados de carne firme que requieren añadir un poco de materia grasa durante la cocción. Sobre una plancha a 200 °C, engrase el acero inoxidable con una mezcla de aceite de uva y mantequilla. Coloque su pescado sobre la materia grasa fundida.

Cocción a la plancha de pescados blancos o con la piel muy frágil

Temperatura : 150 °C

Cocción sobre papel sulfurizado

Hay que añadir aceite oliva

Los salmonetes y las caballas tienen una piel muy frágil que hace que su cocción resulte tan delicada como la de los pescados llamados «blancos». Para evitar que su carne se pegue y termine desmigándose, ponga un trozo de papel sulfurizado directamente sobre la placa de la plancha calentada a 150 °C. Engrase el papel sulfurizado con un chorro de aceite de oliva y luego ponga el pescado por encima. Este truco permite crear una capa antiadherente efímera.

Elección y preparación de las patatas

Para una cocción a la plancha, elija patatas de textura firme, ya que aguantarán mejor la cocción.
Antes de la cocción: Pele las patatas, córtelas, páselas por agua y escúrralas.

Cocción de las patatas en la plancha de acero inoxidable

Antes de la cocción: Precaliente su plancha sin materia grasa y a 200 °C (a 2/3 de su potencia en las planchas rápidas de gas). Compruebe que la placa esté a la temperatura correcta tirando sobre ella unas cuantas gotas de agua. Si las gotas forman bolas que ruedan sobre el acero inoxidable: ¡Está lista!

i > La prueba de la gota de agua permite comprobar fácilmente si se ha alcanzado la temperatura ideal para la cocción sobre acero inoxidable. Caliente la plancha a 2/3 de su potencia y, sobre la placa caliente, eche una gota de agua para observar su reacción. Si la gota hierve y se evapora, la placa todavía no está lo suficientemente caliente; Si la gota rueda sobre la placa, la plancha tiene la temperatura ideal para la cocción.

  • Engrase la placa de la plancha de acero inoxidable con una mezcla de aceite y mantequilla.
  • Añada las patatas previamente preparadas.
  • Cuando las patatas comiencen a dorarse, remueva y baje la temperatura a 100 °C.
  • Termine la cocción a 100 °C sobre la plancha de acero inoxidable.

Truco del chef : Las patatas se doran cuando el almidón ha sido neutralizado. Así pues, el comienzo de la coloración es el signo de que puede empezar a mezclar sus patatas, puesto que ya no se pegarán a la placa.

Antes de la cocción

Para lograr una cocción homogénea, el chuletón debe estar a temperatura ambiente. No olvide sacarlo de la nevera como mínimo 30 minutos antes de asar.

Precaliente su barbacoa o su plancha a 300 °C durante 10 minutos, aplicando la potencia máxima. Comenzar la cocción en un aparato a alta temperatura permite sellar rápidamente la carne, evitando así la pérdida de agua: La pieza quedará de este modo más jugosa y sabrosa.

No eche nunca sal a una carne roja antes de cocerla, ya que podría endurecerla y hacerle perder su jugo. En cambio, puede engrasar ligeramente la pieza de vacuno con un aceite aromatizado antes de la cocción.

La cocción

¿En qué consiste el secreto de una pieza de carne apetitosa? Ni más ni menos que en adaptar el tiempo de cocción a su grosor.

Ponga su barbacoa en la posición 5. Con chuletones de 3 centímetros de grosor, ase cada lado dos veces, respetando un tiempo de cocción de dos veces 3 minutos por cada lado (es decir, 12 minutos de cocción en total).

Si su pieza de vacuno tiene 4 centímetros de grosor, serán dos veces 4 minutos por cada lado (es decir, un total de 16 minutos). ¿Resultado? Un chuletón tostado por fuera y rojo por dentro.

Para aromatizar la carne al final de la cocción, ponga un manojo de hierbas aromáticas dentro de la bandeja de la barbacoa eléctrica.

Cuando la cocción haya terminado, coloque la carne sobre una tabla de cortar. Deje reposar unos instantes antes de servir: De este modo, el jugo circulará dentro del chuletón y hará que quede más tierno.

Sazone en el último momento con pimienta recién molida y flor de sal de Guérande.

Cómo evaluar el grado de cocción del chuletón

Evaluación visual

  • Azul: La carne está seca por fuera, aunque la parte cruda todavía se adivina por los laterales.
  • Poco hecho: La carne transpira y puede verse una fina capa de agua por fuera.
  • Al punto: Pueden verse unas gotitas rojas por fuera.
  • Punto pasado: La carne se ha retraído y ya no quedan gotitas rojas.

Evaluación utilizando una sonda

Coloque la sonda en el centro de la carne, pinchando por el lateral de la pieza de vacuno. Proceda a la cocción alternando los dos lados hasta alcanzar la temperatura deseada:

  • Azul: temperatura interior de 45 °C
  • Poco hecho: temperatura interior de 55 °C
  • Al punto: temperatura interior de 60 °C
  • Punto pasado: temperatura interior de 65 °C